lunes, 6 de junio de 2011

Filósofos en las redes sociales

Adelanto que este no es un post filosófico. Más bien, quiero resaltar la existencia de esa característica en muchos de los que hacemos uso de las redes sociales.

Según se define en WordReference, el filósofo es una “persona aficionada a filosofar”. La misma fuente incluye una definición para esta actividad: “Reflexionar, exponer ideas sin valor sobre cosas trascendentales”.

¿Quién no ha compartido con sus amistades en cualquier red social, algún dicho, verso, reflexión, frase o simplemente algo que pensó y que le pareció bien hacerlo público? Tan solo la pregunta nos impulsa a detenernos a revisar. Algunas muy profundas, otras tan simples que seguramente las hemos vivido.

Y es que creo que toda persona tiene su momento de inspiración. Todo ser que conversa y se comunica, tiene las herramientas necesarias para filosofar. Incluso, algunos no necesitan leer mucho para inducir a otros a ponerse a pensar con algún comentario sencillo.

Este curioso comportamiento resalta actualmente en las redes sociales, donde diariamente y con mucha frecuencia aparecen “folósofos”. Hay los que tienen mucho que decir. Otros de pocas palabras, pero apropiadas. Unos que toman el pensamiento o reflexión de alguien “famoso” y lo transmiten ubicando esas palabras en el contexto de una actividad en pleno desarrollo o de reciente curso.

Una duda surge y es cuánto comprendemos, de lo que como “filósofos” de turno, escribimos. Sería interesante poder medir, cuánto de lo que se quiere transmitir, se cumple tanto por quien lo escribe como por el que lo lee y circunstancialmente, opina sobre el tema. ¿Cuánto de eso aplicamos en común para aprender o enseñar a ser mejores personas?

Cada pensamiento serio (algunos creo que no lo son tanto) es una reflexión sobre alguna situación que como seres humanos estamos sujetos a vivir. En cualquier rincón del mundo, habrá personas cuya única diferencia vivencial es el idioma, pero con muy pocas variantes, sus vidas son activamente coincidentes con la mía, la tuya lector, y con la de muchos quienes nos rodean. Entonces, aquella reflexión que algún día leímos o tal vez oímos, puede tener su momento y en la actualidad, se difunde mucho más rápido y con mucho alcance a través de las redes sociales. ¿No es un fenómeno extraño que hoy día muchas personas usen Facebook por ejemplo (he visto muy pocos en Twitter, pero no quiere decir que no se haga), para pedir cosas a Dios? Y lo hacen con plena fe de que su mensaje a través de cualquiera de esos medios electrónicos llegará con mayor inmediatez, es decir, hasta pueden colarse, en la larga lista de peticiones que le hacen a este ser de la Divinidad. Bien, debemos suponer que es el momento de reflexión que necesita expresar cada individuo y siente que debe dar a conocer su intención a sus amistades en la red. Al fin y al cabo es la libertad de cada quien, así como la nuestra leerlo, o ignorarlo, coincidir con ello o comentarlo, o darle un definitivo bloqueo a sus reflexiones.

Ojalá, cuando no seamos nosotros los filósofos, alguien más esté haciendo “la tarea” de analizar y dar significado a aquellas situaciones sin importancia aparente. ¿No sería genial que pudiéramos realmente basar nuestras vidas en las mejores reflexiones?

Hasta ahora los filósofos se han dedicado a interpretar el mundo pero de lo que se trata es de cambiarlo” (Karl Marx)

Gracias hermano! por tu tiempo y apoyo!

3 comentarios:

  1. es verdad miguel!

    gracias a los "monologos" de las redes sociales muchas veces vemos o "seguimos" a personas porque decimos: WOW! ESA PERSONA ES GENIAL! SÍ SABE! pero no nos preguntamos, si eso sólo será una "Pose" para tener un status X dentro X red social...

    falsos profetas, falsos filósofos... y así...

    saludos

    ResponderEliminar
  2. Cierto Roosevelt. Y precisamente mi intención aquí era resaltar el hecho de que muchos "podemos filosofar", pero cuántos de tofos cumplimos aunque se una parte de lo que predicamos en esas reflexiones? Ojalá la cantidad sea abrumadoramente alta dn comparación con lo que creo que será.

    Gracias por tu comentario... Seguiremos en contacto...

    ResponderEliminar
  3. "De filosofos y locos todos tenemos un poco", jajajaja y aprovechamos las redes sociales para soltar todo eso que llevamos...

    ResponderEliminar