martes, 9 de octubre de 2012

Sindrome de Levantarse Nuevamente

Tenía tiempo que no escribía en este espacio.  Pero debo volver y a propósito de recientes eventos, escribo la siguiente reflexión.

El país ha pasado por un proceso de campaña electoral que ha dejado un sabor un tanto amargo en millones de personas.  Le llaman síndrome post electoral. Pero para muchos no importa como se llama. Lo que importa es conseguir la respuesta a "¿qué sigue ahora?".

http://www.desmotivar.com/desmotivaciones/10323_levantarse_despues_de_cada_caida
Hablaré por mi experiencia y seguramente la de muchos otros que estudiamos artes marciales. Es una tarea en la que a diario hay que vencer algo. A veces a nuestro propio cuerpo. Ya sea por cansancio, porque duele o simplemente flojera (como la puede tener cualquier ser humano). Pero hay que continuar. Hay que seguir empujando, buscando un objetivo al frente, hacia adelante, no retroceder. Intentar que en cada paso, incluso si es una derrota, se aprenda algo y usar eso para ser cada vez mejor.

No soy de los que compiten mucho. No me interesan las medallas. No necesito demostrar a nadie cuanto he conseguido por mi. Lo siento y eso me hace "feliz". El karate es mi pasión y lo hago porque me nace como un compromiso conmigo mismo y aún cuando en este largo transitar me he enfrentado a la derrota muchas veces, ahí voy. Hay que superarlo y no buscar excusas... Hay que continuar... Hay que levantarse y usar esta lección para la próxima vez. Levantarse cada vez que estamos en el suelo...

Superemos lo sucedido evaluando la lección. Esta vez no hubo medalla, trofeo o el ansiado primer lugar, pero hay una energía que se ha comprimido para nacer con más fuerza en la próxima oportunidad.

Arriba el ánimo y a seguir formando la mente en lo positivo...

Ganbatte kudasai!!!!!

1 comentario:

  1. "¿Para qué nos caemos? Para que podamos aprender a levantarnos." Alfred en Batman begins

    Invictus

    En medio de la noche que me cubre,
    Negra como el abismo de polo a polo,
    Agradezco a cualquier dios que pudiera existir
    Por mi alma inconquistable.
    En las feroces garras de las circunstancias
    No me he lamentado ni he llorado.
    Bajo los golpes del azar
    Mi cabeza sangra, pero no se doblega.
    Más allá de este lugar de ira y lágrimas
    Se acerca inminente el Horror de la sombra,
    Y aun así la amenaza de los años
    Me encuentra y me encontrará sin miedo.
    No importa cuán estrecha sea la puerta,
    Cuán cargada de castigos la sentencia.
    Soy el amo de mi destino: Soy el capitán de mi alma.

    William Ernest Henley


    Una frase y un famoso poema acordes con tu escrito, saludos.

    ResponderEliminar